19.2.10

Escojamos el grado de rigidez de nuestra cuerda floja, pues no es, el director de circo, quien se juega la vida en cada actuación.

2 comentarios:

DANI dijo...

Soy muy cagueta, así que, mejor decido yo mi destino.


Besos en equilibrio

La sonrisa de Hiperión dijo...

Mañanita de sábado y repasando mis blogs favoritos. Un palcer siempre pasar por tu espacio.

Saludos y un abrazo.