15.2.09

Que llego con la esperanza de encontrar un nada, pero cuán es mi sopresa al marcharme con las manos llenas de vacío.

1 comentario:

Borja F. Caamaño dijo...

Porque no es lo mismo un nada que un lleno de vacío... ¿no?

Un fuerte y confuso abrazo desde el Otro Lado